¿Que habilidades tiene que tener un CEO de menos de 40? (Parte 1)

Consultoria

¿Que habilidades tiene que tener un CEO de menos de 40? (Parte 1)

¿Será posible que una persona con menos de 40 años pueda contribuir a fortalecer la economía del país, fomente la creación de empleos y busque nuevas oportunidades de inversión? Larry Page, Mark Zuckerberg, Daniel Schwartz, Jeremy B. Ford lo han hecho y tienen menos de 40 años.

Ahora veamos, hay 3 tendencias globales que transformarán a las empresas y que todo CEO debe atender en los próximos 5 años son: los avances tecnológicos, la urbanización y los cambios demográficos.

“Un CEO debe ser la locomotora, que con permanente tensión, arrastra y empuja la acción empresarial, detectando y corrigiendo las pequeñas desviaciones que pueden desembocar en graves problemas futuros”, comenta Ignacio Hernando de Larramendi en su trabajo Estrategia de Alta Dirección, Supervisión y Control.
Las 3 tendencias globales que transformarán a las empresas en los próximos 5 años son: los avances tecnológicos, la urbanización y los cambios demográficos, indica PWC en su encuesta Annual Global CEO Survey.

El 85% de los CEOs encuestados por la firma ve la necesidad de modificar las inversiones en tecnología, pero solo 25% lo está haciendo. Y los que están a la cabeza de la industria del entretenimiento y medios, 71% se preocupa tanto por los cambios en el gasto de los consumidores, como en su comportamiento.

Con base en lo anterior, una persona joven que quiera ser CEO deberá prestar especial atención en estas áreas para así poder representar a su compañía y hacerla sobresaliente, competitiva y rentable para lograr que crezca a mayor ritmo que la competencia y que alcance los objetivos deseados.

Un gran puesto, una gran responsabilidad
Una persona que carece de sencillez cuando recibe una responsabilidad importante suele perder el piso, e incluso, cegado por el poder, llega a ser autoritario, por esta razón es importante que un CEO joven tenga a su lado un equipo directivo sólido para que lo obligue a operar sabiamente y a discutir decisiones con profesionales interesados en el éxito de las operaciones. Esto obliga a un CEO a aprender y desarrollar hablidades de liderazgo.

También se puede presentar el caso contrario, que como dice la frase: “para ser viejo y sabio, primero hay que ser joven y distraído”, y es que cuando no se tiene la experiencia suficiente, el equipo directivo se inmiscuye con facilidad.

Para que ninguno de estos dos escenarios se presente el CEO debe poner en práctica los siguientes puntos:

Tomar decisiones desde el pensamiento y no desde el sentimiento
Toda empresa necesita en su operación un objetivo y una estrategia; una selección de medios e instrumentos alternativos para alcanzar su objetivo de crecimiento equilibrado y es al CEO a quien le corresponde esta función en que reside la máxima responsabilidad operativa. Así que siempre debe pensar con la razón y no con el corazón debido a que la selección de alternativas implica siempre tomar pequeños o grandes riesgos.

Aprendizaje constante
Los líderes jóvenes son concsiente que sus conocimientos profesionales no son suficientes para desempeñarse como CEOs. Saben que tienen que estar actualizados todo el tiempo. Es imperativo mantenerse aprendiendo no solo los conocimientos inehrentes al mercado en el cual opera la empresa sino tambien aprender toda clase de conocimientos generales que puedan ser útiles para mejorar su desempeño como CEO.

Adaptación al cambio
Desde que la Internet facilitó la apertura de nuevas empresas y la conquista de territorio extranjero para muchas compañías, no es raro que los CEOs se enfrenten a situaciones de cambio, que pueden ir desde un crecimiento acelerado de su plantilla de trabajo hasta la integración de departamentos completamente desconocidos para ellos. Saber adaptarse, y adaptar a su equipo al cambio, es crucial para la supervivencia de la empresa.

Innovación y creatividad
La importancia de la innovación y creatividad reside en los productos que la compañía ofrece a sus clientes; es necesario estar un paso delante de la competencia para entregar artículos y servicios nuevos que atraigan cada vez más consumidores. Asimismo, ambos valores ayudan a los directivos a salir triunfantes de las crisis, ya que encuentran nuevas soluciones y a su vez, estas motivan al equipo para seguir evolucionando.

Supervisión
Esta función comprende los aspectos operativos, administrativos, técnicos y financieros. El control financiero, por ejemplo, permite detectar el exceso o defecto de liquidez, la calidad de inversores y los compromisos futuros.

Estos son solo algunos puntos clave que tienen que tener en cuenta los CEOs jóvenes. Los tiempos que vivimos demandan CEOs competentes, mas capaces y mas osados.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *