Cómo la cultura Startup está influenciando a las pymes y grandes empresas. Tomen nota: Apliquen o desaparezcan.

negocios

Cómo la cultura Startup está influenciando a las pymes y grandes empresas. Tomen nota: Apliquen o desaparezcan.

La tarea de innovar dentro de una organización madura puede ser una labor titánica pero no imposible. Al menos si estas organizaciones son capaces de aprender de la cultura startup.

Para comprender esta cultura que está cambiando los paradigmas del management y las estrategias tradicionales en las empresas, es necesario definir en pocas palabras que es una Startup.

“Una startup es una organización temporal que se apalanca fuertemente en la innovación y la tecnología y que tiene el foco en descubrir un modelo de negocio rentable y escalable”

Hasta hace poco los startups miraban con admiración a las grandes empresas aspirando a ser como ellas algún día, pero en un mercado tan cambiante por la innovación la realidad es que ahora son las grandes empresas las que quieren aprender de los startups. Y así se evidencia cada día más cuando grandes empresas adquieren a nuevas startups en sus etapas tempranas por que han logrado descifrar o resolver con agilidad un problema a través del desarrollo de una solución tecnológica. Veamos algunos conceptos importantes que podemos aprender de la cultura startups para aplicar en nuestros negocios y empresas.

Corporaciones, tomen nota de las bases de la cultura startup; apliquen o desaparezcan.

VELOCIDAD

Uno de los elementos más importantes de la cultura startup es la utilización de la velocidad como una gran ventaja competitiva ante cualquier otra gran empresa. La utilizan para adaptar una nueva estrategia de mercado, para adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes o para introducir una nueva tecnología que pueda acelerar los procesos.

FLEXIBILIDAD

Los startups tienen la cualidad de poder adaptarse a cualquier entorno gracias a la flexibilidad de los miembros del equipo. Los integrantes, de mente abierta, adoptan fácilmente nuevos procesos y metodologías, y están dispuestos a trabajar horas extras desde cualquier lugar.

Una de las razones por las que surgen más startups ahora que hace 20 años es porque la mayoría de los emprendedores son parte de la generación Millennials, que cuenta con una gran flexibilidad para adaptarse fácilmente a nuevas tecnologías, nuevos productos y estrategias de mercado.

CONFIANZA

Por lo general los startups tienen mucha seguridad en lo que están haciendo ya que tienen como propósito crear algo nuevo que revolucione un mercado. De no conseguir los resultados inmediatamente, pueden cambiar su estrategia una y otra vez conservando esa seguridad ante cada nuevo proyecto. No tienen miedo de arriesgarlo todo e innovar. Esta confianza les permite experimentar y cuestionarlo todo sin tomar en cuenta viejos paradigmas.

INNOVACIÓN

Muchas grandes empresas se apegan a lo que les ha funcionando por años, ignorando los cambios en el mercado y las necesidades de los consumidores. Las startups tienen la capacidad de identificar los cambios en el mercado, ajustándose a nuevas situaciones y aprovechando oportunidades que antes pertenecían a grandes empresas. Incluso llegan a cuestionarse la factibilidad de su producto inicial y de ser necesario lo modifican para que sea rentable y escalable.

A diferencia de las grandes empresas que buscan múltiples excusas para justificar sus errores en lugar de tomar decisiones y ejecutar, la cultura startup promueve la toma de decisiones inmediata.

APRENDEN DE LA EXPERIMENTACIÓN

Raramente una startup tiene éxito con la idea con la que comenzó. Las ideas sufren muchísimos cambios antes de lograr el éxito.

Habitualmente las grandes empresas se olvidan de esta parte fundamental e invierten demasiado tiempo y dinero perfeccionando su producto/servicio antes de probarlo en el mercado. Luego se encuentran con que probablemente éste pudo haber funcionado en la etapa de desarrollo, pero para el momento del lanzamiento el mercado ha cambiado tanto que el producto no funciona como se había estipulado.

La experimentación sobre la marcha asegura una interacción con los consumidores y una mayor capacidad de adaptación al mercado. Los fracasos en los intentos de las startups no se ven como fracasos, sino como formas de aprender y perfeccionar el enfoque. Este modo de pensar requiere un cambio cultural en las grandes empresas. La metodología del Lean Startup promueve este tipo de experimentación.

COMUNICACIÓN

Una de las virtudes de los startups es que por lo general sus equipos son pequeños por lo cual pasan mucho tiempo juntos. Esto les permite comunicarse fácilmente ya que comparten espacios de trabajos. Se apoyan en tecnologías que les permiten compartir sus trabajos y comunicarse efectivamente desde cualquier lugar. Algunas de las herramientas de comunicación más utilizadas y efectivas del momento son SlackAsana o Google Hangouts.

CULTURA DE EQUIPO

Los esfuerzos de todo el equipo están dirigidos a conseguir el principal objetivo de la startup. Cada uno de los miembros sabe exactamente qué se debe hacer, cuál es su pequeña aportación, y cómo dirigir sus esfuerzos para que puedan alcanzarlo todos trabajando como equipo. La cultura startup promueve el positivismo ya que esto hace más llevaderas las actividades estresantes del día a día. Las startups exitosas saben que el éxito está ligado a tener un equipo de trabajo ideal.

LIMITAN LA BUROCRACIA

Las estructuras planas o en forma de redes son muy comunes en las startups ya que no solo se evitan las complicadas jerarquías, sino también los aburridos y pesados procesos de control. Las grandes empresas son amantes de inventar nuevos puestos para “facilitar” la administración pero lo único que se logra es que exista más burocracia.

La productividad y el flujo de trabajo funcionan mejor cuando no se tiene que pasar por una infinidad de jefes de proyecto, gerentes y directores. Como no se necesitan aprobaciones para todo, la productividad se aprovecha al máximo y no se desperdician horas valiosas con procesos innecesarios, logrando así hacer más trabajo. Cada día son más la empresas que adoptan metodologías de manejo organizacional de vanguardia como la de Holacracy de Brian J Robertson, popularizada por Tony Hsieh de Zapoos.

SE MANTIENEN CERCA DE SUS CLIENTES

En una startup es muy normal pasar un día completo con los clientes. Es común salir a conocer, buscar y tocar puertas. Todas las organizaciones son un ente vivo que se alimentan de ventas y entrada de capital que proporcionan los nuevos clientes.

Los equipos de producto salen a buscar clientes, interactúan con ellos, hacen preguntas y estudian su comportamiento. Los comentarios que se reciben de los clientes pueden hacer una gran diferencia en cuanto a la dirección de su estrategia.

Como puedes ver, hay muchas cosas que podemos aprender sobre la cultura startup y que podemos adaptar a una empresa madura. El momento de ejecutar estos conceptos es ahora, mas que nunca precisamos tomar nota de esto y aplicar todo lo que podamos a nuestros negocios y empresas.

Aquí te compartimos un video con un poco más de contenido relacionado.  Que lo disfrutes!


Fuente relacionada: http://bit.ly/2uIvT3v

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *