¿Existe la vida sin WhatsApp?

¿Existe la vida sin WhatsApp?

Whatsapp se ha convertido en una herramienta fundamental en el día a día de muchas personas, que emplean esta aplicación como principal medio de comunicación. Sin embargo, según investigaciones sociales, también ha provocado un deterioro en la calidad de vida de sus millones de usuarios.

Hace un par de semanas, por un problema técnico de mi compañía telefónica, quede privada del uso de esta preciada aplicación por un par de horas. Y empece a experimentar por momentos cierta ansiedad de, saber si habían leído mis mensajes, saber si alguien me había contestado. Hasta en ciertos momentos tuve que recurrir a otros medios de comunicación como HABLAR!! quien lo diría, llegar al punto de tener que hablar en pleno siglo XXI!

adictos_al_whatsappEs una dependencia. Si se nos acaba la batería parecemos “Indiana Jones” digitales en busca de enchufes. Se nos olvida que hay una vida real en la que pasan cosas para estar pendientes de una vida artificial en la que entes desconocidos en su mayoría cuentan que pasan cosas.

Y en ese momento entendí cuanto hemos perdido en lugar de ganar.

 

  • Perdida de tiempo: En muchas ocasiones, el tiempo que empleamos a conversaciones por Whatsapp es demasiado alto, lo que impide realizar otras actividades más productivas.
  • Agobiantes grupos: incesante de mensajes, conversaciones e imágenes que provocan un agobio constante para sus integrantes.
  • Disminución de la productividad: El hecho de poder recibir mensajes y notificaciones en cualquier momento provoca muchos despistes en actividades tan importantes como el  el trabajo o cuando se esta manejando.

Se trata de un EQUILIBRIO, quizá de vez en cuando, deberíamos dejar los teléfonos lejos de nuestras manos por un par de horas y volver al cara a cara. Seguro que seríamos más felices.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *