Lo mas importante de la vida

Lo mas importante de la vida

En la actualidad crear una empresa es el primer motor que genera riqueza en una economía, y aunque la baraja de opciones a la que te puedes enfrentar al empezar el camino, no todos logran este objetivo.  Porque ser empresario no es una profesión, es un proyecto de vida.

Sin embargo, no es una tarea fácil, algo ocurre en este proceso que hace que unos lleguen y otros cierren.  Y no es suficiente poseer algunas de las características que determinan la personalidad de un empresario  Debe asumir a profundidad un estilo y esquema de vida que va mucho más allá de un simple querer.  Esto muestra el alto nivel que debes presentar como hombre de negocios, en el proceso de consolidar tu empresa. Lo que pasa muchas veces en este camino, es que perdemos el foco de lo realmente IMPORTANTE en la vida. 

 

 

El mundo de hoy exige más retos.  Esto supone, al mismo tiempo, nuevas visiones de empresarios.  La economía globalizada está determinada por nuevos factores de conocimiento, tecnología y capital humano.  La sociedad de mercado demanda, de modo cada vez más exigente, profesionales auténticos que tengan un conjunto de características indispensables en lo personal y empresarial, para afrontar los caminos que se han señalado.  Ya no son negocios pequeños e informales, o chispazos de ideas lo que te hace ser empresario.  Es la capacidad de visionar, estructurar a largo plazo y lograr un equilibrio con tu vida personal.

Algunos psicólogos, profesionales del conocimiento y motivadores organizacionales argumentan sobre la importancia que tiene inicialmente el proyecto de vida, antes de embarcarse en el proceso empresarial.  Ya que un proyecto de vida es una búsqueda continua, planeada estratégicamente y coherente; en donde todas las capacidades y habilidades se unen para estructurar un plan de negocios que configura tu horizonte de vida.  La importancia del proyecto de vida radica en que ser empresario no significa simplemente ejecutar una obra: es prever un futuro personal y empresarial de forma optimista.

Desde luego, no existe una teoría única para que un empresario estructure su proyecto de vida, porque así como cada empresa necesita su diseño, cada empresario necesita su estrategia.  Lo que le sirve a uno puede no funcionarle a otro.  En los negocios las fórmulas exactas no siempre funcionan y hay que estar dispuesto a una continua creación para no correr el riesgo de fracasar.

Tú debes diseñar y elegir la mejor estrategia y plasmarla en tu proyecto de vida, porque los seres humanos tenemos etapas claramente definibles y se pueden predeterminar en un orden aproximado, pero las empresas no comparten ese desarrollo.  Se hace necesario entonces, que sepas combinar y equilibrar muy bien estos dos factores para constituir un buen proyecto de vida, acorde con tu realidad personal y del mercado.

Pero entonces, ¿Cómo lograr un equilibrio en mi proyecto de vida?.  Te damos una idea:

Haz una lista

Haz una lista con las 4-5 cosas que son más importantes para ti. No tienen porqué ser iguales para todo el mundo: lo que es importante para ti puede no serlo para mí.

Hazte estas preguntas:

  • ¿A qué dedicaste tu tiempo? ¿A qué te gustaría habérselo dedicado?

  • ¿Con qué personas estuviste? ¿Con qué personas te gustaría haber estado?

  • ¿Qué sueños tenías que no se han cumplido? ¿Por qué no se han cumplido?

  • ¿Qué fue aquello que te hizo más feliz?

  • ¿Qué te gustaría haber dicho que no dijiste?

  • ¿Con quién te hubiera gustado no perder el contacto? ¿Por qué?

  • ¿De qué te sientes satisfecho?

  • ¿En qué gastaste tu dinero? ¿En qué deberías haberlo gastado?

Estas preguntas te pueden ayudar a hacer la lista de lo más importante en tu vida. No tengas prisa en hacerla, no es algo que se pueda decidir a la ligera.

Mi ejemplo de Lista

Esta es una lista, que podría ser mia o tuya. Tiene 3 puntos que están un poco interrelacionadas entre sí:

  1. Mis relaciones personales: Mi vida no tiene sentido sin mis seres queridos: mi pareja, hijos, mi familia; mis amigos, los más cercanos y los más lejanos; la gente que me rodea y que me quiere. Invertir mi tiempo en ellos es la mejor decisión que tomo cada día. Hay una frase de la película “Hacia Rutas Salvajes”que me encanta y lo resume todo: “La felicidad sólo es real cuando es compartida”.

  2. La salud: Desafortunadamente, la mayoría de nosotros sólo dan cuenta de la importancia de la salud cuando se ha ido.  Ahora pongo mucho enfoque en cuidarme: alimentarme bien, dormir, estar activa, tener paz mental Si queremos vivir durante mucho tiempo con la mente y el cuerpo que nos puede llevar a donde queremos, debemos cuidar de nuestra salud.

  3. Mis valores, mi propósito y mis sueños: Definir para qué estoy aquí y cuáles son mis valores fundamentales es como ver un faro en mitad de la noche. Me ayudan a tomar conciencia de que mis pensamientos y comportamientos y alinearlos con el tipo de persona que quiero ser, me ayudan a tomar mejores decisiones. Los sueños son cosas que quiero experimentar en mi vida. Me gusta perseguir mis sueños y soñar un poco cada día.

¿Qué hacer con la lista?

Hacer la lista no sirve de nada si no se pasa a la acción. Reflexiona sobre tu vida y qué cambios tienes que dar en ella para que esté enfocada en lo más importante. No lo dejes más: cada día no es un día más, es un día menos. Aprovecha el tiempo enfocándolo en lo más importante en la vida.

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *