¿Por qué amamos los viernes y odiamos los lunes?

¿Por qué amamos los viernes y odiamos los lunes?

En alguna placa que circula por las redes sociales se lee algo como esto:

“Cuando uno sabe hacia dónde va en la vida, todos los días son emocionantes. Cuando no sabe, los lunes son malos y los viernes buenos”

Alguna vez te preguntaste si el negocio o la empresa en la que estás te emociona?
En ocasiones, nos encontramos, como en un ciclo que no tiene nada que ver con aquello para lo cual nacimos.
Es cierto que ya se ha hablado mucho del propósito y la razón de nuestra vida.
El experto en educación Ken Robinson, en su libro “El elemento”, menciona que los seres humanos logran la excelencia y la plenitud en la vida cuando encuentran y trabajan en “su propio elemento”, es decir, en aquello que los hace vibrar y emocionar.

El asunto radica en que derrochamos demasiada energía cuando nos encontramos trabajando en proyectos o negocios que no nos emocionan o en los que no percibimos crecimiento.

“Hacer lo que nos gusta nos llena de energía y nos lleva de vitalidad. Se trata no sólo de una energía física, sino mental.”
Ken Robinson

Trabajar en aquello que te identifica y te apasiona te llena de energía. Eso es parte de encontrar el norte en nuestra vida. Y es ahí donde todo cambia para bien y los lunes pasan a ser emocionantes y los viernes no tanto.
Llevar una empresa y un negocio adelante requiere de mucha disciplina y mucho carácter. Esto ya de por sí, conlleva mucha tensión. Ahora imaginemos que no estamos haciendo algo que nos gusta en nuestra empresa.
Es por eso que creemos importante dedicar nuestra vida a un propósito mayor que nuestro trabajo. Si logramos conectar nuestra pasión con nuestro trabajo entonces estamos por buen camino.
Esto genera un balance y un equilibrio en la vida que nos permite vivir y disfrutar nuestro trabajo.
Guy Kawasaky, uno de los fundadores de Apple, dice que no estamos en nuestra empresa solo para generar dinero, sino que nuestra empresa tiene que tener un propósito mayor que solo tener una buena facturación.

Este fin de semana puede ser una buena oportunidad para repensar aquello en lo que invertimos demasiado tiempo, nuestro trabajo.
No hay nada mejor que descansar un fin de semana sabiendo que estás dedicando tus mejores esfuerzos y energías en aquello que te apasiona.
Los dejamos con una frase muy conocida del gurú del marketing Seth Godin:

“En vez de preguntarte ‘¿donde serán tus siguientes vacaciones?’, tal vez deberías formar una vida de la cual no quieras espacar.”

¿Que piensan de esta frase?
Esperamos tus reflexiones en los comentarios.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *