Con ustedes: Small Data

Con ustedes: Small Data

Small Data

El Big Data empezó a generar muchos cambios en el mundo tecnológico. Gigantes como Google, Facebook, Uber y otros ya lo están empleando para decidir cuestiones de marketing, operaciones con los usuarios, el uso de las apps y las plataformas. El Bg Data también está siendo empleado en el mundo del deporte, la salud, la política, la educación. Aunque es cierto que requiere de tecnologías avanzadas.

Ahora bien, el big data se lo suele asociar a los gobiernos y a las grandes corporaciones. Pero también ya se está aplicando a las pequeñas y medianas empresas. Ahí es cuando empezamos a hablar de Small Data, el Big Data para pymes.

Small Data es un conjunto de datos con un volumen y un formato que hacen que los datos sean accesibles, informativos y procesables. A partir de ahí, tomamos mejores decisiones para nuestro negocio.

¿Y para que nos sirve entender esto? Por qué vamos a tomar decisiones más objetivas y concretas en base a datos reales. Muchas decisiones en el mundo empresarial se basan en la intuición del empresario. Pero no siempre esa intuición va en la dirección correcta.

Los datos y sus posibles relaciones nos sirven para analizar, relacionar, comparar y luego, tomar mejores decisiones de negocio.

En su libro, Small Data, el gurú del marketing Martin Lindstrom muestra cuáles son las pistas que, sin darnos cuenta, dejamos todo el tiempo y delatan pasiones, necesidades y deseos que no sospechábamos que teníamos. Luego de pasar trescientas noches conviviendo y observando un grupo de consumidores en sus hogares, Lindstrom revela los pequeños detalles que llevaron a la creación de productos y servicios exitosos en todo el mundo. Como un Sherlock Holmes moderno, conecta los puntos menos evidentes para entender cómo en los actos cotidianos se esconden los insumos para que las empresas creen marcas nuevas e impactantes que se conviertan en partes esenciales de las vidas de los consumidores.

Lo que merendamos, cómo organizamos nuestra página de Facebook, lo que tuiteamos, si masticamos chicles de canela o pastillas de nicotina, todos estos gestos ligeros pueden parecer de buenas a primeras indiscriminados, erráticos y demasiado pequeños para tener demasiada relación con nuestras identidades. Pero cuando comenzamos a ver la vida a través de la nueva y desconocida lente de los pequeños datos, también encontramos pistas reveladoras sobre las personas más cercanas a nosotros, incluidos nosotros mismos. No importa lo insignificante que pueda parecer inicialmente, todo en la vida nos cuenta una historia.

Small Data, es un libro en el que Lindstrom nos explica cómo advertir pequeñas pistas que nos anuncian grandes tendencias, está destinado a convertirse en un libro de lectura obligada para todo aquel que desee entender mejor los factores que impulsan la compra de un consumidor y como las empresas van a empezar a utilizar el análisis de esos pequeños datos que son grandes indicadores.

De forma práctica el small data puede servirle a tu empresa para mejorar radicalmente la toma de decisiones en estos aspectos:

-Segmentación más concreta de mercado

-Optimización de los procesos de negocio

-Mejora de los procesos de venta.

-Desarrollar acciones de marketing más específicas.

-Desarrollo y mejora de productos y servicios en base a los requerimientos de los usuarios.

Estos son solo algunos aspectos que se pueden ver beneficiados por el small data. No se trata de utilizar tecnologías porque si sino que queremos tomar decisiones más inteligentes a la hora de expandir nuestros negocios. Estamos en el principio de lo que es el small data y hay que estar atentos a como lo podemos aprovechar para nuestro negocio. Tal vez, nuestra competencia ya este ejecutando acciones al respecto.

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *